martes, 31 de diciembre de 2013

Balance 2013

Es bueno hacer balance del año, tanto si sale positivo o negativo, es importante porque nos permite ver qué cosas queremos mejorar y qué cosas buenas debemos agradecer. Así que aquí va mi lista:

Cosas buenas que nos han pasado en el 2013, y por las que damos gracias a Dios:
  • Empecé el año superando el primer trimestre del embarazo de mi nena. Después de pasar dos pérdidas gestacionales, fue un embarazo en el que pasamos mucho miedo en cada ecografía, pero poco a poco, la nena iba creciendo y llegaba a término (bueno casi) y nos daba la alegría de llegar al mundo el 14 de junio en un maravilloso parto que recordaré toda la vida (igual que el otro).
  • Decidimos mudarnos a Francia, buscamos piso, nos hicimos todo el papeleo del traslado y nos instalamos felizmente allí. Ya casi nos hemos adaptado a la vida allí, nos hemos acostumbrado a sus horarios tempraneros (ideales para los niños), nos hemos hecho a los sitios para las compras, nos encantan sus parques y sus paseos junto al mar. Si tengo que hacer balance de haberme mudado a Francia: es una maravilla, estamos encantados, si lo sé... ¡¡¡nos habíamos ido antes!!!
  • Empiezo a hablar en otro idioma: en octubre comenzaron las clases de francés y a diario practico en el supermercado o con la nounou, así que es mucho más fácil aprender el idioma.
  • Encontré programa de doctorado, y además, un proyecto muy acorde con todos mis estudios anteriores. Encima la profesora defiende el proyecto contra viento y marea y está dispuesta a seguir al ritmo que yo vaya dando, ¿¡qué más se puede pedir!?
  • Babymaker se ha hecho imprescindible en su puesto de trabajo, y en cuanto entregue la tesis tiene aún mejores perspectivas profesionales dentro (y también fuera) de la empresa. La tesis está casi a punto, este año le ha dado muy duro y aunque le hemos echado mucho de menos, merece la pena todo el esfuerzo que ha hecho porque es una tesis de matrícula de honor!!!
  • Reckless se ha cambiado de país, ha tenido una hermana, ha dejado el pañal y casi casi el biberón, le hablan en otro idioma y ha conocido a la nounou. Y todo eso siendo el mismo niño simpático y cariñoso de siempre. Ha sido un año de grandes cambios para él, y todos los ha superado muy bien. De lo que más orgullosa estoy es de que quiera tanto a su hermana y no haya tenido apenas celos. Es un niño encantador, algo cabezota (pero en eso sale a mí, así que no me puedo quejar), pero es super cariñoso con todos.
  • La Nena, se me ha pasado volando, ¡ya tiene 6 meses! Es muy sonriente, adora a su hermano, se porta fenomenal, apenas me da trabajo, se adapta a todo (bueno, lo de no dormir en su cuna no lo lleva muy bien). Me encanta todas las cositas que hace: jugar, dar vueltas, rodar, reirse, charlar y chascar la lengüita. Es una bendición.
Cosas que podemos mejorar en el 2014:
  • Debo racionalizar el tiempo para todo: doctorado, niños, blog y vida de pareja. La verdad es que Babymaker ha tenido tan poco tiempo libre (las vacaciones las usaba para la tesis), que nos hemos descuidado mutuamente. Ahora que la peque es menos peque, ya podemos empezar a dejarla de vez en cuando con los abuelos y salir al cine o a cenar.
  • La tesis tiene que ser entregada en el primer trimestre del año, así que el resto del año, en algunas vacaciones de Babymaker tenemos que irnos los cuatro de vacaciones. Algo sencillo, apto para niños, pero los cuatro juntitos. También nos vale conocer los alrededores del lugar donde vivimos, en Francia.
  • Tengo que trabajar con Reckless en el campo del lenguaje. En concreto en mejorar su pronunciación. Maneja un montón de conceptos pero su pronunciación no es muy buena, y tenemos miedo de que no mejore al haberle introducido el francés. Así que practicaré más con él: leer cuentos, contar adivinanzas, inventarnos historias... 
  • La Nena sigue un desarrollo normal de momento, pero también trabajaré con ella en lo que vaya tocando. Y sobre todo, jugar, jugar y jugar con los dos.
  • Ir organizando poco a poco las fotos. Con esto de las cámaras digitales, han desaparecido las fotos en papel en mi casa y mi madre me lo reprocha siempre. Intentaré ir haciendo los álbumes de los niños y llevarle fotos en papel a mi madre. Si lo vas haciendo poco a poco, mes a mes, por ejemplo, cuesta menos llevarlo al día.
Me conformo con estas cosas sencillas pero muy importantes. Si al final del 2014 las hemos trabajado, será suficiente para mí. Y seguir disfrutando del día a día, sin grandes agobios, para poder ser felices como hacemos ahora.
Hemos porteado, hemos cocinado, hemos jugado, nos hemos mudado a Francia, hemos celebrado, hemos blogueado, hemos encontrado programa de tesis... ¡¡¡Y muchas cosas más!!! Un año completito.

Haya sido como haya sido el 2013, ya ha quedado atrás. Demos gracias por lo bueno que nos trajo y aprendamos de lo menos bueno que nos dio. 
Os deseo un feliz año nuevo 2014 y sobre todo: ¡¡que seáis muy felices!!

lunes, 30 de diciembre de 2013

Wishlist Xmas

Otros años lo había visto en algunos blogs, pero requería una determinada antigüedad, que este año... ¡si cumplo!
Hasta el día 31 para rellenar la lista. Podéis consultar cómo va en las bases.

Me daba una pereza infinita buscar los regalos que desearía (yo sólo pido a los Reyes bombones, soy muy simple) pero entre las ideas de Babymaker y el inspirador de regalos de la web de Fnac, algo ha ido saliendo hasta sumar 2014 €. La verdad, me ha gustado pedir así: ¡¡¡a todo lujo!!!


Aquí va mi lista de deseos:
Para Babymaker un iPhone 5S de 32 Gb en Gris espacial. Seguro que le gusta. 859,89 €
Para mí, me cambio a Samsung, con un Galaxy S4 Zoom, en negro. 395 €
Nos hace falta una aspiradora sin bolsa: Rowenta X Trem Power. 91,73 €
Para comer pan casero, le tengo ganas a una panificadora: Moulinex OW310130. 97,83 €
Para bloguear y trabajar en la tesis: un miniportátil HP SlateBook. 479 €
Y para los dos: una escapadita con esta Estancia rural con sabor. 89,90 €

Todo esto suma 2013,35 €

¡¡¡Deseadme suerte!!!

viernes, 27 de diciembre de 2013

Receta: Pollo a la cerveza

Compré unos jamoncitos de pollo y por innovar un poco busqué alguna receta en internet. Encontré tres que me gustaron, pero como siempre había querido hacer algo "a la cerveza", opté por esta receta:

Es una receta muy fácil, porque adobas el pollo, lo fríes un poco y todo a la olla rápida. En poco tiempo está listo para comer. 

El problema es que si no te gusta la cerveza, como es mi caso, ¿por qué crees que te va a gustar el pollo a la cerveza? Pues sí, no es que haya sido una receta que haya resultado exitosa en mi casa, así que la próxima vez probaremos otra receta nueva, se admiten sugerencias!!!

lunes, 23 de diciembre de 2013

Actividades Navideñas

Nos sugiere Mamá qué sabe! que contemos actividades navideñas que hacemos con los niños. Ésta es fácil, pero no nos limitamos a las actividades caseras, también salimos a la calle. Así que aquí os cuento cosas que hacemos con los niños en Navidad:

  1. Míticas: montar el árbol y el nacimiento. Poner luces por la casa, es lo que más les gusta.
  2. Salir a ver los belenes navideños. A los niños les encanta y yo lo recuerdo como una tradición que hacía desde que era muy pequeña.
  3. Hacer postales de navidad para mandarlas, sobre todo a los abuelos les hace mucha ilusión recibirlas.
  4. Hacer fotos navideñas a los niños. Vale, esta no les gusta mucho... pero si les empiezas a disfrazar, la cosa se vuelve más divertida.
  5. Gomets: yo voy a pedir la beatificación del inventor de los gomets. Le das una hoja a mi hijo, y se entretiene solito un buen rato. Lo mismo le pone "escamas" a un pez, que "ventosas" a un pulpo... Para hacerlo navideño: ponerle bolas a un árbol, ¡¡éxito total!!
  6. Actividad callejera: para que los niños cansados lleguen a casa andando por sí mismos, nosotros jugamos a pillar. Las tapas de alcantarilla son "casita" y si están pisando la acera "podemos comerles". No hemos vuelto a cargar con el niño aupas, jejeje #malospadres
Espero que os gusten, estoy deseando ver más ideas. La de Mamá qué sabe! de una caja de papelitos me encantó, pero creo que a mis hijos no les hace falta desmelenarse, ya son bastante salvajes por sí solitos, jejeje!!

domingo, 22 de diciembre de 2013

El árbol de Navidad, con #mamascreativas

Ya os conté que aceleradamente me monté un Calendario de Adviento DIY y la verdad, está teniendo mucho éxito con el peque. Después de la siesta, coloco la chuche y la nota con la actividad que vamos a hacer. Se levanta encantado y a veces la actividad sale, y otras veces... hacemos otras cosas!!! Ayer galletas, unas cookies deliciosas (saqué la receta de Recetín, os dejo el enlace, pero yo haría el doble, sólo nos salió una bandeja de horno).

Con una idea que tomé del blog de Caputxeta Creativa... nos hemos decorado el árbol, además de con los adornos del año pasado, con unas nubes de deseos navideños muy chulos!!!

Os invito a hacer esta actividad con los peques:
  • Imprimir las nubes de Caputxeta o recortar unas en cartulina blanca.
  • Ponerles un lazo/lana/hilo... lo que pilles.
  • Escribes los deseos navideños.
  • Y los cuelgas en el árbol.
También te sirven como actividades del Calendario de Adviento, o bien pueden ser cosas para hacer entre el día de Navidad y el de Reyes, cuando hay vacaciones navideñas y el Calendario ya se ha acabado. Nosotros hoy hemos disfrutado de una de ellas: "Tomar una taza de chocolate caliente sin sentir remordimientos", y nos ha sentado de maravilla!!!!

Espero que os guste la idea, si lo hacéis, a Caputxeta le gustaría verlo en una foto. Se la podéis mandar a ella:

jueves, 12 de diciembre de 2013

Recordaremos el 11 del 12 del 13

Ayer fue 11.12.13, una fecha memorable para nuestra familia: por primera vez nos sentamos los cuatro juntos a cenar. La Pitu casi tiene 6 meses y la senté en la trona de su hermano, que hace unos días le hemos pasado a una silla de mayores (gracias a Dios no hubo conflicto). Hemos empezado con la técnica de Baby Led Weaning o alimentación complementaria a demanda, sin triturados. Podéis encontrar algo de información en el blog de Eloísa, Una maternidad diferente. Tengo muchísimas dudas de cómo hacerlo, porque de momento sólo "mata" la comida golpeándola contra la mesa y luego la chuperretea un poco. De pan, llega a comer algo, y de naranja, pero las otras cosas que hemos probado, me parece que no se alimenta mucho. Además están las dudas de la introducción de alimentos de la alimentación complementaria que te dan en el pediatra: patata, puerro, zanahoria, plátano, manzana, naranja... ¡¡Menudo rollo!! Así que vamos a seguir un poco el "lo que pille", es decir, le daré las cosas que pueda de lo que comemos nosotros. Sin prisas, poco a poco. La verdad es que con el mayor no tuve ningún problema de alergias y a los 8 meses se comía cucharaditas del cocido montañés de su bisabuela sin despeinarse. Era pasión por comer, y creo que ésta viene igual, porque es ver la comida en la mesa y empezar a agitar sus bracitos como loca!!!

Por otra parte, el 11 del 12 del 13 era el día para repasar si hemos cumplido nuestros propósitos del Today 31.1.13 que organizó Scarlata y el Sr. Don Gato. No lo voy a hacer porque tengo un suspenso total!!! Sólo he cumplido 1 de los 13 propósitos, aunque aún hay 3 que puedo cumplir en lo que queda de mes.

Así que es fácil, para el 2014: mis propósitos serán cumplir los del 2013, jajaja!!! XD

¡¡Besos!!

viernes, 6 de diciembre de 2013

Revisión ginecológica a los 6 meses

Ayer deje a Reckless con la nounou (la niñera francesa) y me fui con la peque a la consulta de la ginecóloga para la revisión de los 6 meses después del parto. Me tocaba hacer una citología y comprobar que todo siguiera bien.

La cosa es que después de hacerme la citología, me dijo: "ya puestos, te hago una eco"...

Me puse nerviosa. Hace tanto que no me hacen una eco que no sea de embarazo... que me pareció hasta raro. Y he de decir que contuve la respiración hasta que dijo: "está bien, aquí ves el útero". Se ve muy diferente que cuando hay un "habitante" dentro. Simplemente se ve todo gris, no hay un "espacio" con una cosita dentro.

Respiré tranquila, ahora no entra en nuestros planes volver a embarazarme. Después de tener la parejita, el tercer niño se hace muy cuesta arriba, jajaja!! No porque no lo deseemos, si no porque dadas las circunstancias, si tendremos un tercer hijo, no va a ser próximamente. Y si dejamos pasar suficiente tiempo, se nos hará más difícil lo de volver a la "fase bebé". No es una decisión a tomar ahora, pero en unos pocos años, se verá si seremos 5 o nos quedaremos en nuestro maravilloso número 4.

No es el momento, y no tenemos presión por decidir ahora. Así que simplemente, dejaremos al tiempo que nos lleve a nuestro destino.

Muchos besos, nos seguimos contando.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Montamos nuestro Calendario de Adviento DIY gracias a un empujoncito de #mamascreativas

Estaba yo tan tranquila, sentada en mi sofá un sábado por la tarde. Aprovechaba a leer mi Twitter mientras todos dormían la siesta, y veo este post de Mamá qué sabe!: ¡Familias creativas! ADVIENTO.

Así que me dio por hacerle caso y ponerme a preparar el Calendario de Adviento DIY que salió como pudo después de atacar mi "caja de tesoros" (dónde guardo todo mi Diogenismo y más!!!). Así que unos rollos de papel higiénico, cartulina, una bolsa de regalo plateada y pegatinas navideñas. Unos rotuladores, rojo y verde, por eso de ser un poco navideño... Et voilà! Calendario de Adviento al canto. Y... ¿con qué lo rellenamos? Pues además de alguna que otra gominola, galletita o chocolatina, pondré notitas con cosas para hacer con el peque: desde leer un cuento, echar una carrera de canguros juntos o hacer alguna manualidad. Cosas sencillas que son muy muy valiosas porque no hay nada que un niño aprecie más que pasar tiempo con sus padres, sobre todo si es jugando con él.


Así que... el día 1 hemos tenido un regaliz y jugar con los cubos de madera a buscar las letras y escribir alguna palabra.
El día 2 hemos tenido una moneda de chocolate e ir a jugar con otros niños. Dónde vivimos hay una asociación que los lunes por la tarde y los viernes por la mañana, en la guardería municipal, abre sus puertas a padres y niños para que los niños jueguen juntos y los padres y madres hagan amigos. También hay tres educadoras que pueden orientarte sobre cosas de los niños, puedes preguntarles tus dudas. Al final del tiempo que permanecen abiertos, se reunen en una sala y haciendo un círculo grande, padres y niños cantan canciones. Esta parte es la que menos le gusta, pero vamos mejorando.
El día 3 tenemos un chupachups y hacer collages con hojas de otoño.
El día 4 una chocolatina en forma de Papá Noël que el niño ha tomado por un gnomo... Y pintar con rotus!!!
Hoy, día 5, le pondré una gominola y haremos postales de Navidad para los abus.

Por cierto, abrimos la sorpresa del Calendario después de la siesta, porque me parece la mejor hora para comerse la "chuche" y por la tarde hacemos la actividad.

Tenemos pendiente poner el árbol de Navidad y hacer alguna decoración para el mismo, lo que nos servirá para la próxima etapa de #mamascreativas, que empieza hoy... (ya voy con retraso!!! jajaja).

Ya os iré contando el resto de días. La verdad es que me está gustando tanto como a él hacer este calendario de Adviento.

¡¡¡Besos!!!

sábado, 30 de noviembre de 2013

Tomando decisiones difíciles que marcarán el rumbo de la familia

Hace tiempo os contaba que había solicitado una beca para comenzar con el doctorado. La beca empezaba en enero, que la peque ya tendría 6 meses, y me parecía un momento razonable para dejarla al cuidado de alguien y empezar a meter más horas en el doctorado. Todo se prometía muy feliz, pero los señores adjudicatarios de la beca decidieron que no cumplía los requisitos: falso, redacta mejor si quieres echar de tu convocatoria a gente como yo (que después de acabar la carrera ha trabajado antes de ponerse con el doctorado). Así que recurrimos con un escrito, pero las becas comienzan el mes que viene y aún estamos aquí, sin respuesta a mi recurso, que mucho me temo, no será la deseada.

La cosa es que sin la ayuda económica que nos resultaría la beca, tenemos que hacernos muy bien los números para que los niños se queden al cuidado de alguien responsable (como la nounou, se lee nunú, es la chica que ahora cuida a los peques unos días a la semana para mis clases de francés y que Reckless se vaya familiarizando con el francés). Aún con las ayudas a las familias que dan aquí para el cuidado, me parece una ruina económica para la familia tenerme que costear de este modo el cuidado de los niños para irme a la uni unas horas, sobre todo si la mayoría del trabajo podría hacerlo desde casa. El problema es en la parte experimental, que requiere meterse al laboratorio, hacer unas mezclas, y luego realizar algunos ensayos sobre las muestras. Ensayos con maquinaria "pesada", digamos. La cosa está en que he intentado matricularme de "tutoría de tesis" pero una de las profesoras del departamento, la responsable, no mi directora de tesis, cree que hay que tener algo avanzado del proyecto antes de matricularme.

Para que nos entendamos todos: la profe quiere que además de currar gratis, que es lo que yo propongo (yo costeo las guarderías de mis hijos, los desplazamientos a la uni, la matrícula), ella quiere que me meta al laboratorio, haga las mezclas y los ensayos y cuando ya haya algo casi publicable, además de poner su nombre en el artículo (por haberme dejado unos materiales, los otros los pone una empresa, gratis), entonces ya si acaso me deja matricularme.

Es una forma habitual de trabajo en el doctorado: que te pongan todas las trabas posibles, que tengas que nombrar en tus artículos a varias personas que no han hecho nada en ellos... pero: ¿que no te dejen hacer la matrícula? ¿Eso en qué cabeza cabe? Para empezar, se nos ocurre: ¿qué pasa si tengo un accidente en el laboratorio? ¿Cómo van a justificar que esté dentro del laboratorio y usando las máquinas si no debería ni entrar por la puerta de la universidad mientras sea una persona ajena? Al realizar la matrícula, se contrata un seguro obligatorio, por si me pasa algo allí, que es lo más normal del mundo.

En fin, desmoraliza mucho este sistema. Además de costearme personalmente la investigación para mi tesis, ¿no me dais ni el reconocimiento de estar matriculada? Me parece muy fuerte.

La cosa ha quedado en que: estoy buscando como loca la forma más razonable para el cuidado de los niños sin arruinar a la familia, y nos volveremos a reunir las tres (directora, profe responsable y yo) para tratar el tema. Pero creo que bajo ningún concepto toleraré entrar en un laboratorio sin matricularme.

Por otro lado, ¿y si me quedase con mis niños, en casa? ¿Y si trabajo cómo pueda en casa? Nos ahorramos un montón de pasta y lo que es más importante: a mis hijos les cuido yo. Puedo seguir buscando algún tipo de financiación para mi doctorado mientras tanto, además de ahorrarnos un montón de dinero, que podríamos invertir el año que viene, desde septiembre en más cuidado de los niños para que, entonces sí, me vaya a la universidad de una vez por todas (si es que me permiten matricularme de una vez por todas). En fin, que es una decisión difícil, que nos está costando hacer cuentas y más cuentas, pero lo más importante de todo: mi estómago ya ha tomado la decisión, pero cuesta expresarlo. Babymaker hace todos los esfuerzos posibles por buscarme soluciones para emprender mi doctorado con fuerza, y yo se lo agradezco enormemente, pero algo en mi interior no quiere hacerlo con esa determinación aún, que mis niños estarán mejor conmigo un poco de tiempo más. Hasta septiembre.

El miedo es: ¿seguiré pensando lo mismo en septiembre? Es decir, ¿querré seguir en casa con mis niños o tendré ganas de emprender con fuerza el nuevo proyecto? Porque algún día tenemos que retomar mi carrera profesional y dejar a los niños en el cole y en la guarde o con la nounou. Y la decisión tiene que salir de dentro, para que uno se sienta cómodo con ella.

No sé qué pasará en septiembre, desearía que sí, que mi momento llegue y mi interior me acompañe. Pero ahora mismo no, no me siento a gusto dejando a los niños ahora. Veremos cómo salen las cosas, dentro de poco, porque enero... ya está a la vuelta de la esquina.

lunes, 25 de noviembre de 2013

De boda con dos niños

¿Cómo se puede pasar bien en una boda a 800 km de casa con dos niños? Pues intentaré explicarlo: regala a tus hijos un día familiar, jajaja!!!

La boda fue un éxito, ya que se celebraba en el mismo hotel que nos alojábamos. Parece una tontería, pero es una maravilla teniendo niños poder disponer de la comodidad de tener la habitación cerca, sobre todo con el tiempo de lluvia que hizo. Pero es que encima el hotel era un Balneario. Nosotros no pudimos disfrutar de los circuitos (incluidos con las noches de hotel) porque nos daba palo dejar a los dos niños con alguien y no nos gustaba la idea de ir primero uno y luego el otro, así no mola.

Otro de los detalles estrella fue: había guardería para los niños. Así que al poco de empezar la comida se llevaron a Reckless, y como la Nena durmió un buen rato... pudimos disfrutar de la comida. Y si se despertaba la peque, como estaba vestida como un caramelito, todos se rifaban para cogerla.

Así que ya sabéis, tres ideas para una boda con niños perfecta:
- Organizadoras de bodas y futuras casaderas: poned guardería para los niños a partir de 2 años para que los padres puedan comer sentados.
- Padres de bebés: vestid a vuestros retoños como auténticos pastelitos para que todo el mundo quiera cogeroslos.
- Familiares varios: haced el favor de comer rápido vuestro solomillito para coger al bebé que tienes al lado y la pobre madre pueda comérselo también caliente.

Otra cosa fue el viaje de 800 km que nos metimos para llegar a la boda. Eso fue mala idea, muy muy mala. La próxima vez me pienso muy mucho irme a una boda tan lejos... ¡madre mía! Afortunadamente, mis padres tienen una casa que nos pillaba más o menos a medio camino, con lo que podíamos hacer el viaje en dos días. Los 400-450 km de la etapa (casi todo por autopista), nos llevaban 6 horas con las paradas oportunas para comer y estirar las piernas cada dos horas máximo. Así que emprendimos el viaje el jueves, dormimos en casa de mis padres (se estropeó la caldera, pero nos hicieron un apaño para pasar la noche porque al vernos con los dos niños pequeños se apiadaron de nosotros). Emprendimos rumbo al lugar de la boda el viernes, llegamos y directos a la habita. El sábado: duchas y vestir a todos de gala, disfrutar de la boda, echar un baile, recoger al niño de la guarde y volver a la habitación. El domingo, despidete de todo el "familieo" y vuelva al coche. Duerme en la casa de mis padres (ya habían arreglado la caldera, porque un amigo de mis padres se encargó de ello). Y el lunes vuelta al coche, para llegar a casa y que Babymaker vuelva a trabajar el martes. Total: ¡¡¡un palizón de aupa!!!

Pero bueno, lo hemos pasado bien, que es lo importante. Y hemos sobrevivido. La próxima vez que me embarque en una de estas, será para irme de vacaciones, es decir: pasar más días en el destino, no sólo uno.

¡¡Quiero unas vacaciones familiares como Dios manda!! 
Los cuatro juntitos, que ya veis que lo pasamos bien:


viernes, 15 de noviembre de 2013

Recetas de Recetín.com

En buena hora descubrí esta web... ¡¡es mi perdición!! Ya os conté mi "wish-list" hace unos días... (de la que ya hemos probado y triunfado con Nuggets de pescado y los Croisants de chocolate) pero es que como estoy suscrita al menú semanal, me llegan delicias nuevas cada semana. Suelo consultarlo los domingos cuando preparo nuestro menú en mi cuaderno, y siempre meto alguna idea de su web. Las últimas incorporaciones a nuestro menú han sido dos éxitos redondos!!! Así que pasaran a nuestro "recetario habitual".

Lo primero fue una cena de lo más sencillo y delicioso: Brochetas de salmón y piña. Sí, una mezcla ecléctica, pero que cuando la pruebes entenderás porqué funciona tan bien: ¡¡¡está superbuena!!!


Y lo otro ha sido el maravilloso Risotto con champiñones que me dejó loca sólo con ver la foto, pues ha quedado así de bien:

Unas propuestas deliciosas, 
que espero os gusten tanto como a nosotros.

¿Tenéis alguna sugerencia gastronómica 
para añadir a nuestro menú?

martes, 12 de noviembre de 2013

Au revoir vacaciones de Babymaker

Ya hemos vuelto de la boda... 800 km de viaje. Lo hicimos en dos etapas, porque con los niños tienes que parar a menudo para que no se cansen tanto de ir atados a las sillas. El resultado: dos etapas, de 6 horas cada una, con las paradas de rigor incluidas. Un palizón!!!! Y encima, para ir de boda con un niño y una bebé, no te digo nada. Aunque lo hemos pasado genial, ya os contaré la boda en otro post.

La cosa es que Babymaker había cogido unos días de vacaciones antes de la boda y ayer (para poder hacer la vuelta en dos días), y hoy ha vuelto al "cole". Se le hacía cuesta arriba, porque uno se coge vacaciones pero el trabajo no, así que a la vuelta tienes tus miles de mails acumulados, tus miles de secuaces deseando cazarte para que hagas lo suyo y un montón de entregas pendientes para las que ahora tienes menos tiempo. Es de locos, trabajos en los que no te puedes ir de vacaciones porque al final, lo recuperas antes y después. Es injusto, pero más injusto es no tener trabajo, estando como estamos. Me da coraje, y me entran ganas de volver a trabajar para darle un respiro, a él y a la economía familiar. Pero luego me da miedo cómo lo haría con los peques, que me da mucha penita dejarles más horas.

Hoy Reckless se ha levantado y lo primero que ha hecho ha sido preguntar por su padre. Al decirle que estaba en el trabajo me ha dicho que él también iba a ir a trabajar... pobrecillo. Claro, todos estos días viéndole en casa al levantarse, viniendo a nuestra cama a despertarnos a los dos... Le hemos llamado y le ha contado sus cosas: lo que ha soñado, lo que ha desayunado y a lo que iba a jugar, ¡qué mono! Por supuesto, el padre se ha derretido y creo que le hemos hecho más difícil todavía la vuelta al cole... ¡¡Lo siento Babymaker!! Es que me ha pedido llamarte para decirte hola.

Y aquí yo de vuelta a mis rutinas, hacer la comida para tenerla lista cuando al peque le entre hambre, hacer el menú y la compra semanales, ir recogiendo las maletas y poniendo alguna lavadora (que tenemos trabajo acumulado). También tengo pendientes los deberes de francés de las dos clases que he perdido con el viaje para la boda. Así que ahora que duermen los peques, en lugar de echar la siesta (más por pereza que por sueño, sería), voy a aprovechar a estudiar un poco.

Tenemos una lluvia fina de cortina y hace frío, tomaremos un chocolate para merendar que siempre levanta el ánimo. Así pasaremos la tarde de este martes que se nos hace más duro por echar tanto de menos a Papá.

martes, 5 de noviembre de 2013

Momentos mágicos

Algunas me tomáis por "A magic mother" (una mamá mágica), pues estos son algunos de mis momentos de magia:
  • Dejar que Babymaker se encargue de la fiera un rato y marcharte con la Nena para disfrutar de ella a solas, tenerla en mis brazos, comerla a besos, acunarla, disfrutar de su olor, embelesarte mirándola. Simplemente estar las dos dándonos cariño. ¡Delicioso!
  • Darle a Reckless una galleta con mermelada por encima y dejarle comerla untando el dedo en la mermelada y chupándola. Y verle disfrutar como un enano, sonriendo a cada lametón. ¡Merece la pena dejarles que se manchen!
  • Levantarme la primera de toda la casa y disfrutar de mi desayuno en paz y viendo en la tele otra cosa que no sea dibujos, pero acabar poniendo Pocoyó porque lo echo de menos, jajaja!!! Eso sí, el té con leche de esta mañana me supo mejor que nunca.
  • Que los niños se duerman la siesta a la vez... ¡¡¡Mmmm, esta es magia de la buena!!!
  • Mientras Babymaker y Reckless construyen un "robot gigante" en el salón, sacarle fotos y fardar de él en Twitter.
  • Dar un paseo junto al mar y que el niño te diga: "eres la mejor mamá del mundo". Sólo por eso, merecen la pena todos los momentos del día: los mágicos y los menos mágicos.
A que tú también tienes tus momentos mágicos. 
Pues compártelos con nosotras.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Casos misteriosos XI

Caso nº 31:
¿Por qué las madres hacen una tortilla francesa con el huevo que sobra de rebozar?
Fuente
Resultado:
Una tortilla francesa de un aspecto lamentable, que parece sacada de la basura o que aquella tortilla lleva 3 meses en el balcón.

Aprendemos: 
Aprendemos y nos grabamos en la mente esa frase de abuela: "una guerra teníais que pasar...". Y ahora que soy madre, intento aprovechar como sea el huevo que sobra de rebozar, ¡como sea! Mis dos técnicas son: batir dos huevos y quitar un poco en un frasco (así rebozo con huevo y medio, y el otro medio se salva y al menos la tortilla francesa no sabrá a "cualquier cosa"; la otra técnica es que las cosas que rebozo al final van un poco justas de huevo, pero es que me da mucha rabia batir otro para dos anchoas de nada que me quedan... Jajaja!!!

Caso nº 32:
¿Por qué cuando te notas un pelillo de esos "traviesos" por la cara ya no puedes dejar de tocarlo hasta que te lo quitas?
Fuente
Resultado:
Te pasas el día tocándote la barbilla de forma interesante... y no puedes concentrarte en otra cosa en todo el día. En cuanto llegas a casa, corres como una posesa al baño para liberarte de él. Desearías hasta hacerle un entierro digno, porque habéis pasado el día juntos. ¡Muy romántico todo!

Aprendemos: 
Si en ese bolso de Mary Poppins que llevas metes unas pinzas, puedes liberarte del suplicio muuuuuuucho antes. Y seguir con tu día...

Caso nº 33:
¿Por qué esa chapucilla casera de nada "que mañana mismo me encargo" tarda meses en arreglarse?
Fuente
Resultado:
Llevamos meses duchándonos sujetando la manguera con la mano, porque la chapucilla de nada era pegar una pieza de esa cosa dónde se sujeta a la pared.

Aprendemos: 
Más vale aprender a chapucear por la casa, porque si tu hombre no es manitas del hogar... (menos soy yo), entre los dos, el uno por el otro: la casa sin barrer.

domingo, 3 de noviembre de 2013

#150 palabras: El otoño (calabaza, saco, libro)

(Madre mía, desde mayo no participaba... ¡ya lo echaba de menos! 
Espero que os guste, he perdido la costumbre.)


Mamá cogió su libro de recetas, ordenadas por temporada. Ahora que comenzaba el otoño, la receta estrella era el pastel de calabaza. Así que fueron al mercado y compraron un trozo de hermosa calabaza naranja, harina y un bote de miel. Mamá preparó el bizcocho en el horno y después lo regó con miel… ¡¡estaba delicioso!!
Para una tarde en que fuera hacía frío era la merienda ideal. Papá nos empezó a contar historias de miedo: con arañas, momias y el hombre del saco. Y nosotros nos abrazábamos bajo la manta temblando de miedo.
Cuando oscureció, encendieron velas en lugar de las lámparas, así que las sombras que asomaban por las paredes nos daban aún más miedo…
¡¡¡Pero era de broma!!! Para la hora de cenar recogíamos las velas, encendíamos las lámparas y cenábamos tortilla de patata. Así a la hora de dormir ya se nos había pasado el susto.


jueves, 31 de octubre de 2013

Sello de Calidad de Madresfera: Crea Granizados

In extremis... el último día y a última hora, pero es que... ¿quién quiere un granizado con una laringitis? Pues sí, desde que recibimos el paquete con nuestro Crea Granizados para probarlo: el peque ha tenido laringitis, luego nos la ha pegado a la Nena y a mí, y ahora ha vuelto a cogerla Reckless... El único que se ha salvado ha sido Babymaker, así que se ha prestado a probarlo.
Hemos utilizado un zumo de esos multifrutas (que está muy rico), así que el granizado ha salido muy bueno. Es muy rápido de hacer, en cuanto aprietas el vaso unas cuantas veces ya empiezas a ver cómo se hace hielito. Queda como un granizado "cremoso", es decir, los hielitos son pequeños (igual si estás más tiempo apretando queda más "congelado") pero nos ha encantado así. A ver si nos recuperamos bien de la garganta porque estoy deseando granizarme mi té con leche de la tarde... ¡ya os contaré!


Así que, en resumen:

  • Es muy fácil de usar.
  • El diseño es atractivo, para mi gusto... el contenido es un poco escaso (no da para compartir un granizado, bueno, un poco justito).
  • El resultado es buenísimo, el granizado queda muy bien.
  • Relación calidad/precio: bueno, cuesta entre 19,99 y 21,99 €, creo que pagaría 20 € si pudieses crear un granizado para dos personas.
Sorteo:
Me he metido en la página de Sortea2 y me ha parecido muy sencillo realizar allí el sorteo. Sólo hay que escribir los nombres (que ya los había recogido en un word), poner el número de premios y pulsar un botón.

La afortunada ha sido...

¡¡¡Marta!!! 
Enhorabuena, tus Genovevas probarán los granizados (en pleno invierno, 
aunque allí apenas lo notéis, jajaja, seguro que le sacáis mucho partido).

martes, 29 de octubre de 2013

Actividades con los peques en casa

Peces con escamas: Con una simple cartulina y unos gomets redondos... le entretienes al niño pegando escamas al pez. Sencillo, no hay más que explicar si veis la foto:

Objetos de la casa: Cuando os echan propaganda... ¿la tiráis? Pues con un niño en casa, viene bien guardar algunos catálogos para hacer alguna actividad. El otro día encontré esta en un blog al que estoy suscrita: Kids Activities Blog, muy recomendable.
Se trata de clasificar objetos de la casa, muy fácil de hacer y seguro que un rato de entretenimiento tenemos asegurado.
Podéis ver la actividad aquí: Kids Activities Blog
Tarjetas de palabras: Como le empiezan a llamar la atención las letras, gracias a unos cubos de madera que nos regaló una amiga, de vez en cuando, le escribo algunas palabras en letras grandes (tipo aprender a leer con el método de lectura global). A veces viene él con algo y me pide: "escríbeme esto, mamá!".
Luego puedes jugar a poner los objetos junto a la tarjeta con su nombre.

Bloques lógicos: Cuando Babymaker era pequeño tenía una caja de madera con bloques lógicos, de la que siempre he oído fardar a mi suegra. Muertos se quedaron los dos cuando aparecí con una caja igualita (y sin usar) que compré en un mercadillo de outlet y bien baratita. Son piezas de madera en tres colores, cuatro formas, dos tamaños y dos grosores. Las podéis encontrar en internet fácilmente. Dan para muchos juegos: construcción, crear dibujos, clasificar, hacer series lógicas, agrupar según diferentes características... Luego hay unas tarjetas con condiciones para trabajar con los bloques, que yo me las estoy fabricando con cartón (y funcionan igual, DIY barato).

Además, estos bloques siempre sirven para el juego libre y construir figuras...
  • Mientras preparaba este post, Deberes en familia ha publicado uno con actividades lógicas: tenéis ideas para trabajar con los bloques lógicos y enlaces a algunos imprimibles muy buenos!! Podéis leerlo aquí.
Bailar: No hay nada que le guste más a mi hijo que mover su cuerpo. Está sentado cenando y moviendo una patita, viendo los dibujos en el sofá mientras se sube por el respaldo, tumbado jugando con los coches y dando patadas al aire... Sólo se para quieto cuando está leyendo cuentos (gracias a Dios). Así que si le veo inquieto, ponemos música y nos ponemos a bailar. A veces a lo loco, a veces a copiar lo que hace el otro. ¡Les encanta!
¿Qué música? Todo vale, todo todo.
Fuente


lunes, 28 de octubre de 2013

Diario de #malamadre y el nuevo Club de las #malasmadres

Hace unos días, os escribía un post titulado Diario de #malamadre, dónde decía que alguna vez lo había visto en Twitter. No conocía el origen... pero unos días después, doy de lleno con un post titulado así en el blog de La Niña Sin Nombre. Torpeza la mía!! Así que desde aquí, todos los honores y mi reconocimiento a la #malamadre fundadora, que no tuvo mejor idea que hace unos días montarse el verdadero Club de las #malasmadres, en Twitter, en Facebook, y próximante en un nuevo biutifulblog (¡¡Que estamos deseando ver!!).
Esto promete... cada noche se marca un "TIP del día" con las sugerencias de las #malasmadres. Así que aquí va un poco de inspiración...
  • Decirle a tu hijo "¿Ah, sí?" cuando no has entendido lo que ha dicho con su lengüita de trapo. #malamadre Y a seguir a lo tuyo...
  • Decirle a tu hijo "¿Noooo?" cuando no has entendido lo que ha dicho con su lengüita de trapo, pero has creído entender un no en la frase. #malamadre Y él se queda tan contento.
  • Al acostar al niño te pide que le des golpecitos en la espalda y le cantes una canción. Contestarle: "Vale, duermete y ahora vengo a darte golpecitos y cantarte la canción." #malamadre No te lo puedes creer cuando te asomas y se ha dormido sólo de verdad... jajaja!
  • Poner a la pitu en la cuna con el carrusel en marcha... hasta que se duerme de aburrimiento. #malamadre No lo apagues que se despierta.
¡¡Quitarse la vergüenza y... bienvenidas al Club!! 
Todas las noches hacia las 22:00 (cuando los niños buenos se duermen), risas mil: razón aquí.

Mi TIP del día favorito:
Fuente: Facebook de las #malasmadres

viernes, 25 de octubre de 2013

Pintando con témperas y sellos de goma eva

Sellos de goma eva:
Este verano había encontrado unas figuritas de animales precortadas en goma eva. De vez en cuando, me da por guardar tapones de diferentes tamaños. Y con las dos cosas, un día se me encendió la bombilla (aunque seguro que había visto algo parecido por internet).

Es tan fácil como pegar en los tapones los sellos de las figuritas precortadas y así podemos usarlas como sello para pintar. Nosotros utilizamos témperas y la verdad es que el pitu se lo pasó super bien...


Pintando piedras:
Aprovechando nuestros paseos por los parques... siempre acabamos recogiendo palos, piedras, hojas, semillas y esas cosas. La verdad es que Reckless es muy "silvestre" y le encanta.

Así que un día también nos pusimos a pintar algunas piedras que habíamos recogido. Su sistema más efectivo fue: ¡meter la piedra en el bote de témpera! Así le quedaron bien untadas, cómo él quería. Y para rematar la obra: limpiarse las manos en la tripa, así que acabó rebozadito. Menos mal que fue en verano y hacía buena temperatura como para bañarse en la terraza después de la faena. Jajajaja!!!

Espero que os gusten estas dos actividades 
para hacer con los peques. 
Son de las fáciles y 
¡¡¡siempre triunfan!!!

jueves, 24 de octubre de 2013

¿Es un milagro? Dos noches durmiendo del tirón


¿Será nombrar a Rosa Jové y se obra el milagro?

En esta santa casa, llevamos dos noches durmiendo del tirón. Del tirón se entiende por dormirse a las 12:30-22:00 y no despertarse hasta las 7:15 un día y las 6:50 otro. Así, sin ni un "ay" en toda la noche... ¡¡¡estamos locos de contentos!!!
Hablo de Reckless, claro. La Nena se ha despertado hacia las 3:00 - 4:00 las dos noches para comer, desde las 23:00 o las 0:00, no está mal tampoco. No me voy a quejar, porque come y se duerme en un periquete.

Así que nos va funcionando: acostarle más pronto, intentando que se acerque a las 21:00 cada vez más; echando una siesta corta y que esté despierto para las 15:30 a más tardar; y levantarse pronto por la mañana 7:30 más o menos.

Este sistema está bien, nos dejará más tiempo por la noche tranquilos. Pero también tiene sus desventajas: ¡los fines de semana! Si le hacemos a coger este horario, cuando llegue el sábado y el domingo, se levantará a las 7:30 si le hemos "programado" para esa hora. Lo que tampoco podemos pedirle es que distinga qué día de la semana es y andarle cambiando el horario cada dos por tres... ¿no? Pobrecillo.

Así que, ahí vamos, cogiendo un horario de casa decente (jajaja), pero este finde nos vamos a... morir de sueño!!!

¡¡Besos y feliz jueves!!

miércoles, 23 de octubre de 2013

Viendo a Rosa Jové

Bueno, ver la vimos, pero lo importante fue escucharla. No he leído ninguno de sus libros, pero creo que leeré Dormir sin lágrimas en los próximos días. Me avisó de la charla, gracias a La liga de la leche, una amiga que tiene una niña de 5 meses y medio. Ella andaba preocupada porque recientemente había aumentado el número de despertares y yo porque el otro día, entre un niño y otro, me levanté a las 4:30 de la mañana (uno le despertaba al otro y al final, opté por levantarme a desayunar... justo cuando los dos se quedaron dormidos, #.#).

Nuestros casos:
  • Reckless: 2 años y medio. Se suele dormir entre las 22:00 y las 23:00 en su cama, normalmente se duerme solo, después de tomar un bibe de leche (sí, otra es eso de tomar bibe tan mayor... pero lo dejamos para otro día). Se suele despertar entre las 3 y las 4 de la mañana. Le pongo a hacer pis, para que no mee la cama. Se suele volver a dormir solo en su cama o me pide otro bibe. Hay veces que con agua se conforma. Otras veces, tienes que quedarte con él hasta que se duerme otra vez: pide un cuento, una canción o golpecitos en la espalda (con lo que te mueres de sueño y ahí andas, haciendo el mono). Puede que ya no se despierte más hasta las 8 ó 9 de la mañana, o bien, se vuelve a despertar otra vez entre las 5:30 y las 6 (cosa que jeringa mucho a Babymaker, que se levanta a las 6:30). Hay días que se salta la siesta. Pero si insistes se duerme, con lo que cumple la pauta de sueño para su edad: dormir por la noche, 5'5 horas despierto, siesta (1-1'5 horas), 6'5 horas y dormirse.
  • La Nena: 4 meses, lactancia materna, duerme en un moisés junto a mi cama. No nos ha ido bien el colecho porque no le gusta mamar tumbada. Así que la saco de la cuna, la doy de comer sentada en la cama y la echo al moisés de nuevo. Se suele volver a dormir bastante bien... si no enciendes ninguna luz. Si coincide que se despierta Reckless o vamos al baño y hay alguna luz encendida... date por jeringado, porque se cree que es de día y se pone a charlar. Se duerme hacia las 21:00. Después de una "siestita" en la cuna, le doy la teta otra vez y duerme un rato en brazos hasta que coge sueño profundo. La echamos en la cuna en torno a las 23:00 h. y aguanta hasta las 3 por lo menos. Muchos días aguanta hasta las 5 sin despertarse. Después de comer se vuelve dormir, y no se despierta hasta las 8 o las 9. Por la mañana echa un par de siestitas, una más larga a medio día y otra siestita por la tarde. Creo que es una pauta bastante normal también.
¿Dónde está el problema entonces? El problema es que no nos convienen sus horarios. Sobre todo a Babymaker, que se levanta a las 6:30 de la mañana. Y además, por la noche, nos gustaría que se durmiesen antes.

Lo que he aprendido de la charla de Rosa Jové es que mis hijos tienen unas pautas de sueño más o menos normales para su edad (todo el mundo tiene un mal día, o se pone malito de vez en cuando). Lo puedes comprobar recogiendo unos registros de sueño. Aunque el mismo registro de sueño contado por dos personas diferentes puede ser un patrón de sueño normal o un problema de sueño. Así que cuidado al interpretarlo.
En nuestro caso, nuestros hijos duermen las horas que tienen que dormir, pero el momento de irse a dormir es muy tarde. Preferiríamos que se durmiesen antes, aunque eso significará adelantar también el resto de horarios. Pero es un cambio perfectamente posible de conseguir. Adelantaremos la hora de levantarse poco a poco, adelantando la siesta y a ver si así conseguimos que para las 21:00-21:30 los niños estén en la cama y nosotros dos podamos estar un rato solos.

Una cosa que aprendí en la charla de Rosa Jové me sorprendió muchísimo. Resulta que Reckless, cuando se despierta por la noche llorando (bien porque se asusta o porque quiere que vayas a dormir con él), hay veces que vomita. También cuando está malo, pero eso es más normal, por las flemas/mocos y demás.
Explica Rosa Jové en su charla que cuando el niño llora, el cerebro (o la amígdala o algo...) segrega cortisol (la hormona del estrés). Es una hormona muy tóxica para el cerebro, por lo que intenta contrarrestarlo segregando serotonina (un tipo de endorfina), que es de tipo opiáceo. Por lo que finalmente el cerebro, drogado, se duerme. Pero con esos típicos suspiros de haber llorado mucho.
Cuando esas dos hormonas están a tope en el cerebro, activan el lugar del vómito, por eso se produce este efecto cuando el niño sufre una situación de estrés. No es cierto eso de "vomita para llamar la atención", porque no es un acto voluntario. De hecho, Reckless, algún día que está enfermo nos dice que tiene miedo de vomitar (por lo que no es algo que él elige hacer). Para él es desagradable, no lo hace a posta. Y para ti es una p***** faena, porque tienes que ponerte a cambiar las sábanas, duchar al niño y poner la lavadora a las 3 o las 4 o las 5 de mañana...
Así que, evitaremos que Reckless llore cuando se despierte o se quiera dormir, porque no queremos que su cerebro, tan inmaduro a esta edad, sufra de esa manera una situación de tanto estrés que su cerebro colapse y vomite. No, no, no. Nunca más!!!

También explica que todos tenemos unos 8 - 10 despertares nocturnos. Sí los adultos también, son esos momentos en los que te das la vuelta en la cama. El problema es que esos microdespertares, los bebés aún no saben "gestionarlos", y en lugar de volver a dormirse... parece que se van a despertar. A veces simplemente hay que ponerles el chupete o taparles o moverles un poquitín y se vuelven a dormir tan felices. Aquí es dónde hay que aplicar ese sistema de "la pausa" que os contaba que había leído en el libro de Mamá Cruasán. Las mamas primerizas tendemos a sacar de la cuna al bebé en cuanto le oímos removerse, y con eso sólo conseguimos despertar al niño del todo y buscarnos un lío, porque luego hay que esperar a que le entre sueño otra vez para poder dormir. Así que... calma, esperamos un poco, probamos técnicas silenciosas (ponerle el chupete, taparle, acunarle...) y evitamos encender la luz. De esta forma irá aprendiendo a dormirse sólo cuando se produzcan esos microdespertares.

Seguro que después de leerme el libro de Dormir sin lágrimas tendré muchas más cosas que contaros. Así que... ya os añadiré más cosas otro día.

Dulces sueños a todos los bebés y a las mamas.

Si tenéis alguna consulta sobre el sueño de los bebés, sabéis que podéis contactar con nuestra amiga bloguera de Duerme feliz, sin llorar. Espero que os pueda ayudar.

lunes, 21 de octubre de 2013

Sorteo de un Crea Granizados

Más de una vez me he apuntado a los "Sellos de Calidad" de Madresfera. Pues resulta que en el de Crea Granizados me han seleccionado para probarlo. ¡Encantada! Ya se ha pasado un poco el verano, pero aún hay algún día de solete y "algo" de calor. Así que probaremos el Crea Granizados y os contaremos qué tal la experiencia.
Fuente
Pero además de dejarme probarlo... 
¡¡nos dejan sortear uno entre los lectores del blog!!

CONDICIONES: 

  • La única condición es tener una dirección de envío en España
  • Podéis ser seguidores de este blog si os gusta o de Amagic Mother en las redes sociales: Twitter o Facebook, pero es opcional.
  • Tenéis de límite para apuntaros hasta el lunes que viene: lunes 28 de octubre a las 12:00 del mediodía
  • Dejad vuestro nombre, email de contacto y el sabor de granizado que os gustaría probar. El sorteo se realizará mediante la mano inocente de Reckless (porque aún no he aprendido a usar las páginas de sorteos...).

¡¡Buena suerte!!


*También sortean un CreaGranizados en estos otros blogs:

jueves, 17 de octubre de 2013

No compares a tus hijos...

Las "nuevas tendencias educativas" dicen que comparar a tus hijos es muy malo, porque puedes dañar su autoestima. Pues aquí toda una generación de niños dañados que ahora somos madres y padres, comenzaremos a aplicarlo. Pero está en nuestros genes grabado: "mira qué bien se porta tu hermana, no como tú", "mira qué buenas notas saca tu primo, no como tú"... Y así todas esas frases maravillosas que nos dedicaban nuestros padres/abuelos y demás personas simpáticas que te alegraban el día, muchas veces acompañado de un buen pellizco de mejilla, de esos que tanto hacen disfrutar a las viejas (con perdón).
Si es que... entre esto y los columpios de hierro oxidados y con esquinas, debemos ser de las generaciones más duras de la historia, jajajaja!!!

Pues eso, que no compararé a mis hijos, ni les diré ese tipo de cosas. Pero internamente no puedes dejar de comparar cómo eran las cosas con tu primer hijo. No para bien ni para mal, no para hacer un juicio, si no porque es tu experiencia previa como madre y lo tomas como referencia.

Reckless mamaba cada 2 horas día y noche, desde que nació hasta los tres meses. Entonces empezó a dejarme alguna toma de 4 horas, aunque no siempre... Fue agotador. Afortunadamente vivíamos en casa de mis padres y mi madre me ayudaba mucho, con lo que podía dormir alguna siesta extra y así no parecer tanto la mujer zombi. Hacía caca cada 12 horas, a las 6 de la tarde y a las 6 de la mañana. Sí, como un reloj. Lo malo es que al cambiarle el pañal a las 6 de la mañana se espabilaba y ya estaba un rato despierto... ¡me moría de sueño! Con tanta caca, rara era la vez que no se manchaba el body, o el pijama, o el cambiador... con lo que ponte a frotar aquello para que no se seque, que luego no se quita. Cuando no eran cacas voladoras, te caía una lluvia de pis. Que oye, dicen que cuando un niño te mea es que vas a ir a su boda... pues mi hijo va a casarse más de 100 veces, no voy a poder aprenderme los nombres de todas sus exmujeres, jajajaja!!!!
Con pocas semanas le puse el chupete. Lo cogía para dormirse y en cuanto se quedaba dormido lo escupía. Le salió el primer diente con 11 meses, y al año ya se despidió del chupete. Raro, muy raro. Pero mejor para nosotros. La verdad es que no era un bebé llorón, apenas le oías llorar. Eso sí, si le entraba hambre, tenías exactamente 5 segundos para sacar la teta y ponérsela en la boca.
Antes de los 6 meses se arrastraba por el suelo en plan comando, investigaba a su aire por el salón, por el pasillo... era muy divertido, pero había que tener mil ojos. Aunque, por otra parte, nunca ha tocado un enchufe ni abierto armarios ni cosas por el estilo.

La Nena, es un chollo. Es muy dulce. Desde el principio ha hecho menos tomas que su hermano. Desde los 2 meses duerme noches de 8 horas, en las peores noches duerme 6 horas del tirón (lo sé, me vais a odiar, jajaja). Yo digo que es un bebé chollo. De esos que la gente te cuenta que hay pero que tu te crees menos que los unicornios... Pues sí, es verdad, y me ha tocado uno. Además la segunda, con lo que el entrenamiento de guerra ya lo he recibido y ahora tengo un bebé "compatible de hijo segundo", porque te deja tiempo para cuidar al primero también.
Hace caca cada 3 días. Sí, es normal. Se lo pregunté al pediatra corriendo, porque hay tanta diferencia... Parece que es normal desde hacer caca en cada toma (como le pasaba a mi sobrino, sí, el del bautizo) hasta cada 3 ó 4 días. Así que no manchamos ropa, nada. Difícilmente recuerdo frotar algún body. Como es niña, si hace pis cuando le cambias el pañal no hay tanto peligro, pues encima... no recuerdo más de dos veces que haya hecho pis al abrirle el dodotis.
El chupete... no es que yo crea que un bebé debe llevar chupete, pero cuando viajas en coche y la Nena llora, viene muy bien poder ponerle algo en la boca. Porque sí, ponerle la teta en la boca cuando va atada en la sillita del coche es muy difícil... no imposible (que ya lo he hecho en dos casos de desesperación absoluta, y eso que no practico yoga... jajaja). La cosa es que mi abuela, empeñada, le empezó a untar el chupete en azúcar y miel hasta que la niña le cogió gusto. Después he sabido de lo peligroso que es darle miel a un bebé tan pequeño, mea culpa, no lo sabía. Al final, con 3 meses ha empezado a usar chupete. Y le gusta bastante. Se lo pones, le das una tela que huela a su mamá y se duerme, ¡¡es un tesoro!!
Confieso que esta niña llora más que su hermano. Ahora no estoy en casa de mis padres y a veces estoy haciendo alguna cosa o atendiendo al mayor y la pobre tiene que esperar un poquito hasta que llego a cogerla. Pero tampoco se le puede llamar llorar, son como grititos en plan: "eh! que estoy aquí! cógeme! cóoooogeme!". Y va subiendo el tono poco a poco.
La dejo en el gimnasio desde los 3 meses, y o bien se rota como las agujas de un reloj o bien se da la vuelta de boca arriba a boca abajo y al revés. Creo que trae la misma marcha que su hermano, así que en breve la vemos por ahí arrastrándose, ya verás.

Esto está mal, pero es imposible no comparar a tus hijos. 
Al menos interiormente. Seguiremos informando.

miércoles, 16 de octubre de 2013

De bautizo

Os debía esta entrada de cotilleo desde el lunes. Pero entre recoger las cosas que trajimos y que los niños han estado malitos, no he tenido ni tiempo. La peque ya va mejor de la infección de orina, y ahora el mayor está con laringitis. ¡¡Lo pillamos todo, oiga!!

Bueno, a lo que íbamos: el asunto bautizo de sobrino. Sobrino que pesa ya más de 7 kilos y parecía que tenía 6 meses con su faldón de bautizo. Muy bonito, por cierto. La pobre madre, al acabar de la ceremonia, no sabía si cortarse el brazo o pedir una silla de ruedas (imagínate sujetar al corderito durante dos horas). ¡Sí, dos horas! Dos horas que estuvimos en la iglesia, y sí, la mujer no compartió al niño ni un minuto en todo el tiempo que estuvo en la iglesia (¡abusona!).
Resulta que a las 12 era la misa del domingo del pueblo. Así que el cura hizo sus cosas habituales: vestir a dos monaguillos con su "vestido" blanco, empezar la misa de espaldas al pueblo (¡¡sí, sí, de espaldas!! Yo flipaba, eso ya no se lleva, no cumple el Concilio Vaticano II, ¿no? Y su buena hora de misa que nos dio).
A la 1 se fue el pueblo y nos quedamos la familiada (que éramos como 40 o así). La verdad que la ceremonia del bautizo fue bonita. Mi suegra tuvo el detalle de elegirle a su nieto una lectura, muy bonita. Pero tiene una pega: ¡¡¡para ninguno de mis hijos lo hizo!!! (Suegra: tomo nota).

Y confieso, que aunque me quitaron el puesto de madrina, ejercí de ella en la ceremonia: hay un momento en que se descubre el pecho del bebé y para ello, la mamá le soltó el faldón y la chaquetita por la espalda. Una vez pasado el momento, le pidió al papá que se lo atase de nuevo (y no a la madrina, que tenía al otro lado). El papá no acertaba a atarlo... y como yo estaba sentada detrás de ellos, me acerqué a ayudarla, y le até el faldón, como me dijo la mamá. Después de la pila bautismal, como le habían quitado el gorrito al niño, cuando todo el mundo se volvía a sentar a sus sitios, yo me quedé con la mamá para atarle el gorrito al niño otra vez, como me pidió la mamá. La verdad es que la madrina iba a lo suyo...

Creo que la mamá, es decir, mi cuñada, se dio cuenta del error de no haberme hecho madrina. Resulta que eligieron a una prima de su marido (que viven en otra ciudad, a dos horas de allí). Pues vino ella sola. No trajo ni a su marido ni a sus hijos. Cosa un poco rara. La verdad es que de la familia de mi cuñado vinieron los justos: sus padres, sus hermanos, su cuñada (sólo uno está casado) y la madrina. El resto (hasta 40) eran familia por parte de mi cuñada.

A la hora de ir a comer, los papás llevaron a mi sobrino en su cochecito desde el aparcamiento hasta el restaurante y se fueron a buscar al dueño para ultimar los detalles de la comida. Pues de toda la gente que estábamos por allí, me pidió a mí que le cuidase al niño. Y cómo nadie se atrevía a cogerlo, dejé a mi hija con una de las tías de Babymaker (que se rifan por coger a los bebés) y saqué al niño del carrito. Y así hasta que volvieron los papás.

Así que en resumen, no figuraré como madrina de ese niño, pero como si lo fuera. El error, ha sido de sus papás, no mío, ni del niño.

Pero aún hay algo más que cotillear. Días antes del bautizo a Babymaker le llegó un mensaje sobre unas tarjetas de bautizo... Como son hermanos, sus móviles sólo cambian en el número final, que son consecutivos, así que debieron confundirse, con tan buena suerte de acertar con su hermano. Así que Babymaker le pasó la información a su hermana. Y otro detalle: mi suegra se encargó de llevar la concha del bautizo que les compró a grabar. Tenía que recogerla el viernes, pero no le dio tiempo y pensó que la recogería el sábado (que era el día del Pilar y es fiesta). Así que... La joyería donde la llevó es de unos familiares de unos amigos nuestros. Eran unos amigos de la universidad, también de mis cuñados, pero por unas tonterías acabaron picados y no se hablan. Así que el viernes por la noche nos llamó mi suegra para ver si podíamos hablar con esos amigos para pedirles el favor de si podían conseguir que le diesen la concha.
Una vez más, les salvamos el culo. Hablé con estos amigos, que aunque no se hablan con ellos, son buenas personas y llamaron a sus familiares para que se la diesen.

Otro cotilleo importante: mi suegra, en la boda de mi cuñada, se hizo de la ayuda de una wedding planner (he de decir que en la boda de su hijo no lo hizo, ¡qué cosas!). El tema es que en la boda pusieron una mesa de dulces de esas pijas que salen en Pinterest (jajaja) y se le ocurrió que era buena idea hacer una para el bautizo también. Suegra: tomo nota, otra vez.
Además, como entre las familias de mi cuñada y de mi cuñado hay tensiones, se hicieron unas tarjetas muy monas con el nombre de cada invitado para poner en las servilletas con unos lacitos muy monos.
Suegra: tomo nota, de nuevo.

Para terminar, como mi cuñada invitó a la familia por whasapp y pidió confirmación por este medio (en lugar de llamar a los invitados como hicimos nosotros), unos primos (sobrinos de mi suegra) no le habían confirmado, así que no tenían asiento, ni tarjetita mona con su lacito. Pues el primo y su mujer se dieron por ofendidos y el abuelo de Babymaker también, así que poco más y no se largan todos (toda la familia de mi suegra) un poco antes de sentarnos todos a comer. Pues fue Babymaker el que fue a hablar con ellos en tono conciliador y salvó la papeleta (mi suegra sólo lo intentó en modo poco conciliador previamente...).

En resumen, que si no hubiese sido por nosotros no tendrían tarjetas de recordatorio, ni concha de bautismo, el pobre niño hubiese acabado desnudito y la familia de mi suegra hubiese dado la nota...
Total:

Queridos cuñados: ¿tan malos no somos? Además no os guardamos rencor. Bueno, a vosotros no, pero yo a mi suegra sí, que tienes tres nietos, no solo uno. Tomo nota, suegra, tomo nota.

Y para acabar... lo bueno: 
nos lo pasamos muy bien, comimos muy bien y 
nos sacaron una foto a los cuatro, en la que salimos muy guapos...

viernes, 11 de octubre de 2013

5 días de Orange Rhino

No escribo para hacer balance, escribo para pedir ayuda.

La Nena está con fiebre desde el martes. El miércoles por la noche me asustó con 38,6º y durmió bastante mal, con lo que yo también. La cosa es que Babymaker se iba ayer de viaje de trabajo, vuelve hoy, así que el jueves estuve sola con los peques. Tenía varios recados que hacer, de los de ir con el coche a varios sitios. Si sumamos lluvia y charcos... tenemos a un niño de 2 años y medio que acabará mojado (bien por escaparse de debajo del paraguas, bien por saltar en los charcos...). Y por la tarde, lleva a la Nena al médico, espera que le recojan la orina con esa bolsa que les pegan... y que el otro no se engorile en la consulta (y te deje de #malamadre).
En resumen, que ha sido agotador, y el Rhino... se puso rojo. Vamos, que le pegué un grito a Reckless. Y encima en casa, después de aguantar todo el día. Ahí ya no pude más. Creo que además, fue por la mayor chorrada de todo el día.

Sé porqué ha pasado. Por dormir mal. Aguanto la lluvia, a mi hijo engorilado, el vete-ven-sube-baja de los encarguitos, las fiebres... lo que sea. Pero pasar mala noche y tener un día así, no lo aguanto.

Pido perdón. No debí gritar. Mi hijo no se lo merecía y me siento mal.

La verdad es que me ha funcionado hablarle más bajito cuanto más ganas tenía de chillarle. Creo que lo capta, y ha ido funcionado bastante bien. Estoy satisfecha de los cuatro primeros días, pero el quinto he fallado. Así que vuelta a empezar. Pero empezamos con energías renovadas.

Hoy vamos a casa de la abuela, pasamos el finde aquí, y el domingo tenemos... "el famoso bautizo". Ya os cotillearé contaré qué tal el acontecimiento. Espero que siga funcionando.

Deseadme suerte!! A ver si en este asalto aguantamos más!!!!
Besos y feliz finde.

jueves, 10 de octubre de 2013

Mi hija es una bendición de Dios

Si os cuento una cosa, os vais a quedar alucinadas. Tiene que ver con una cosa que dice una amiga nuestra de Moldavia. Resulta que allí dicen que si no quieres a tu marido, tus hijos se parecen a él. Es como si Dios te manda la imagen de alguien a quién no quieres en la cara de tus hijos, a los que amarás por encima de todas las cosas.
Yo debo de querer muchísimo a Babymaker, porque mis dos hijos son fotocopias mías o de mi familia. Vamos, que le adoro!!!! (En cambio, mi hermana odia a mi cuñado casi tanto como yo, jajajaja, porque mi sobrino es igual que él).

En mi familia, en la de mi madre, ha ocurrido una tragedia por desgracia más común de lo que nos pensamos. Resulta que mi madre tiene una hermana mayor, que desde siempre hizo migas con su madre, mi abuela. Y desde siempre, ha habido una rivalidad no demasiado sana entre ellas, nunca por parte de mi madre, que la verdad es que es una persona muy amorosa y cariñosa (y no lo digo porque sea mi madre, es cierto totalmente).
Sin entrar en la cantidad de detalles que puedo contar y no acabaría nunca, desde que tengo 14 años, la relación se deterioró de forma importante. Sólo nos juntábamos en raras ocasiones, para celebrar los cumpleaños de mis abuelos y en bodas o funerales de la familia de mis abuelos. Ni siquiera en Navidades.

La cosa es que la semana en que me examinaba de selectividad, tres días antes de cumplir los 18 años, mi abuelo falleció. Llevaba desde enero bastante malito, sin saber qué tenía. Se empezó a poner amarillo, le ingresaron, debía tener un tumor en el hígado, ya inoperable. Duró una semana en el hospital. Lloré durante meses y meses, era la primera persona de mi familia en fallecer, y encima mi abuelo, con lo que yo le quería.

Mi abuela, ya estaba bastante torpe hacía tiempo, pero fue quedarse viuda y caer en picado. Así que no podía vivir sola. Como eran dos hijas, se repartieron 6 meses en cada casa. En verano con mi tía (que aprovechaba a cuidarla en casa de mi abuela, en una ciudad de veraneo) y en invierno con mi madre, que aprovechaba a llevarle todas las cosas de los médicos. Un reparto muy equitativo, sí señor. Cuando mi madre llamaba a mi tía para preguntarle si la traían ellos o la iba a buscar ella, mi tía siempre decía que daba igual, que se quería quedar con ellos. A lo que mi madre siempre respondía que también era su madre y su responsabilidad. Así que al final, acababa yendo mi madre a casa de mi tía a buscarla, hacerle la maleta, y llevar a mi abuela a regañadientes, que ella también se quería quedar. Cuando tocaba cambiar de casa otra vez, era mi madre la que la llevaba, otra vez. Ellos nunca la llevaban ni la traían.

Así que durante 7 años, mi madre cuidó a mi abuela la mitad del tiempo, y me consta que mucho mejor de lo que hacía mi tía, que muchos días, mi abuela se pasaba el día en casa metida, en pijama y sin ponerse ni la dentadura (que las vecinas la veían con esas pintas asomada a la ventana).
Y un día, nos llama mi tía, que a mi abuela le ha dado un derrame cerebral y está en el hospital. Ya la vimos inconsciente, no despertó. Murió a los tres días.

Y empezó la pesadilla... al pedir las últimas voluntades (un trámite legal que hay que hacer cuando se muere un familiar) aparece que hay un testamento con fecha posterior al que tenían mis abuelos juntos, que era el único que conocía mi madre. Además, es posterior a la fecha de la muerte de mi abuelo.

Resulta que mi tía llevó a mi abuela al notario, y le dejó mejorada en la herencia en bastante. Suponemos que el trato fue que ella la cuidaba y la dejaba más cosas, por eso que nunca nos llamase para llevar a mi abuela ni mi abuela quisiera venir con mi madre.

Pero, las muy jetas, ni palabra en 7 años. Menuda puñalada fue para mi madre, por parte de su madre, ni más ni menos, y de su hermana.

Podríamos extendernos más en la historia, pero ya sabéis de qué van estas cosas: de familias divididas.

La cosa, es que iba a hablar de mi hija. Cuando nació nadie sabíamos a quién se parecía. Pero ya nos pasó con Reckless, que a los tres meses le cambió la cara para convertirse en mi fotocopia. Pues hasta los tres meses mi hija no se parecía a nadie de la familia, pero desde entonces, se parece y mucho mucho mucho a mi abuela.

¿Y cómo te tomas que tu hija se parezca a una persona que no tienes mucho cariño por el daño que ha hecho a tu familia?

Pues si le das una vuelta, es una bendición de Dios. Siempre he pensado que en algún momento mi abuela se arrepintió de haber hecho lo que hizo, pero ya no se atrevía a decirle nada a mi madre por si la dejaba de cuidar, y a mi tía la tenía un miedo terrible.

Así que ha vuelto, y precisamente en la cara de mi hija. Creo que quiere que la perdone y la ame por encima de todas las cosas. Y un amor así, sólo se lo puedes dar a un hijo.

O bien, Dios quiere enseñarme a perdonar hasta la más alta traición que ha habido en mi familia, supongo para que aprenda la lección y no deje que las cosas con mi hermana lleguen a este punto. Y por eso, me manda la cara de una persona a la que no quiero en una persona a la que siempre querré.

¿Os lo tomaríais como una desgracia o como una bendición? Para mí, es una bendición. Perdonaré a mi abuela y tendré un recordatorio constante de que debo llevarme bien con mi hermana. Creo que es una de las lecciones más importantes que aprenderé en la vida.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Celebraciones familiares... ¡¡qué follón!!

Hace poco he tenido uno de esos follones familiares periódicos que tienen lugar cuando hay una celebración. En cada ocasión de "gran acontecimiento familiar" surgen roces y siempre se monta algún pequeño lío. El problema es que lo que ha ocurrido esta vez, es de esas cosas que "rompen" algo para siempre en la relación.

Hay una historia "mística", de esas tipo Paulo Coelho, que me encanta. La he encontrado aquí: Historia de los clavos en la puerta. (En resumen: un padre le pide a su hijo que clave un clavo en una puerta cada vez que se comporte mal. El hijo aprende a controlarse. Entonces el padre le pide que quite un clavo cada vez que se comporte bien. Al final, quita todos los clavos de a puerta. Pero la puerta queda toda agujereada, con cicatrices, aunque haya "reparado" todo el mal que hizo.)

Puede ser un poco de vengativo, o que realmente no sabes perdonar. Pero en dos ocasiones he sentido que me hacían un agujero en la puerta que ya nunca se iba a cerrar. La primera vez, fue aquella ocasión en que mi hermana me dejó de hablar (ya lo conté en el blog). La segunda vez ha sido en esta ocasión de celebración familiar, y ha sido con la familia política: mis cuñados.

Ahora que vivimos lejos, en Francia, la relación con mi hermana ha mejorado. Ya no estamos tanto tiempo juntas y eso evita que veamos cada cosa que una hace o deja de hacer... vamos, que a menos roce, mejor relación en este caso.
Supongo que con el tiempo, me pase lo mismo con mis cuñados, pero... si con mi hermana al menos siento la necesidad de mantener una relación cordial para no hacer daño a mis padres, con mis cuñados, no siento eso por dentro. La verdad es que debería ser igual, por mis suegros. Pues no, mi suegro ha visto las orejas al lobo de mi cuñado igual que nos ha pasado a nosotros. Y con mi suegra... digamos que como vive con ellos, se ha puesto más de su parte. De hecho, siento que ahora está loca con su nieto (el hijo de mi cuñada) y pasa en moto de mis dos niños. La cosa es que el niño, nació 4 días antes que mi Nena, así que las fechas del bautizo iban a ser cercanas. Por eso, en agosto, empecé a tantear su idea, ya que yo deseaba que fuese en septiembre, a lo que ellos contestaron que preferían octubre ("que ya es temporada baja y nos sale más barato" O.o). Ah, vale, entonces no nos pelearemos por la fecha... ¡¡¡ilusa de mí!!!

Sí, el motivo de la movida familiar ha sido el bautizo de mi Nena, la pobrecilla. Resulta que como vivimos en Francia, pero toda nuestra familia vive en España, queríamos celebrarlo en el lugar dónde nos casamos y dónde bautizamos a Reckless también. En esas dos ocasiones, un cura amigo de la familia celebró las ceremonias, pero en esta ocasión no iba a ser posible, y teníamos que contar con el cura de la parroquia, que es contrario a hacer estas cosas, se supone que uno se bautiza en la parroquia dónde vive. Como vivimos en Francia, accedió a regañadientes. Después surgió el problema de los padrinos, que tenían que ser confirmados. Así que al final, ha tenido que ser un marido de una prima de mi marido, en lugar de ser alguien más cercano porque la gente ya ni se confirma ni nada...

Así que ya empezamos con el cura pidiendo muchas cosas... Y con la idea de poner fecha, le sugerí dos días a la familia política (ya que mi cuñado está estudiando un máster los fines de semana, y quería saber si podría en alguna de las dos opciones). Todo esto, por un chat familiar del Whasapp...

Entonces, en lugar de consultar su agenda, me suelta por el chat (que también leen mis suegros, por cierto) que a ver qué es eso de reservarse 2 fines de semana de octubre, que ellos también lo tienen que hacer. Entonces, alucinada completamente, contesto que hasta donde yo sé, 2 de 4 son el 50 %, y que si somo dos, es un reparto igualitario, pero lo que quiero no es reservar, si no preguntar disponibilidades.
Unas horas más tarde, escriben que el día 29 de septiembre celebrarán el bautizo de su hijo. Es decir, que tras leer mi comentario, se fueron corriendo a cerrar un día con su cura/iglesia/restaurante... O.o
Bueno, unos comentarios maliciosos por el chat más tarde, surge que ninguno de los dos días propuestos puede venir porque tiene máster. Y una de las fechas tampoco podía mi suegra.
Desesperada, me pongo a juntar las fechas disponibles que me da la familia política, la mía y llamo al cura a ver si le convenzo de poner otra fecha... Y me sale como solución única el 22 de septiembre. Así que unos días después, cuando el cura me confirma que puede ser ese día, aviso otra vez por el chat que al final, el día 22, que es el único día que todos pueden.

Y parecía que iba a haber un final feliz, pero no...

De repente, sin venir a cuento, mi cuñado me suelta una amenaza: "Has tensado tanto la cuerda, que veremos a ver qué pasa"

Yo me quedo patidifusa y seguido con unas ganas de llorar tremendas. Porque entre todo eso, resulta que ellos son los padrinos de Reckless, y se supone que nosotros íbamos a ser los de su hijo, pero que su familia quería uno de cada familia y "oh, casualidad" me quitan de ser madrina... ¡Qué raro todo!, ¿no?

Entonces, cojo y reeenvío la amenaza al chat familiar, que vean todos el percal... a lo que mi suegra decide lavarse las manos y salirse del chat (claro que ese chat desapareció ese día). Así que, ni se atrevieron a decirme que ya no iba a ser la madrina, se lo dijeron a Babymaker para que me lo contase... Y encima, después de intentar consensuar la fecha, me montan ese lío, amenaza incluida.

Y os preguntaréis, ¿qué tal fueron las celebraciones? Pues el bautizo de la Nena muy bien, yo fui a disfrutar, y aunque tuve que comer delante de su cara... el tío ni se atrevió a disculparse, de ahí el clavo (como un misil de grande) que ya no volverá a dejar la relación igual.

¿Y el bautizo de mi sobrino?

Pues por si fuera poco...  resulta que el mismo día que estamos haciendo el de la niña, nos sueltan: "ya total" lo vamos a hacer el día 13 de octubre. La cosa es que se enfadaron porque puse la fecha del bautizo de la Nena una semana antes que el de su hijo, que es 4 días mayor, y según ellos, por tanto, debe ser bautizado antes que mi hija O.o Lo sé, es de locos.

Y no sabemos muy bien cuál ha sido la causa (si los hermanos de él o mi suegra), han cambiado la fecha, que tanto lío ha supuesto. Así que aún estamos pendientes de celebrar el bautizo de su hijo, y a mí me apetece ir como a un castigo. Y no por el niño, que el pobrecillo, bastante tiene con las tonterías de sus padres.

De verdad que no puedo entender a la gente se enfada porque tú hagas las cosas antes que ellos... ¡¡Pero si yo no me fijo en cuando haces tú las cosas!!! Yo simplemente:
¡¡vivo mi vida a mi ritmo!!

Posts relacionados