jueves, 10 de julio de 2014

En cuarentena

Lamento tener que escribir esta entrada. Lamento que las cosas tengan que ser así, pero de momento, es lo único que se me ocurre hacer. No es lo que quiero hacer, pero creo que es la mejor opción.

Este blog queda en cuarentena indefinidamente.

Y os explico por qué: hace poco, llegaron aquí ojos indiscretos, ojos que no deberían leer estas palabras, pero lo hacen. Porque este rincón de intimidad era mío, privado, pero... a la vez público, es lo que tiene internet. Este blog nació para desahogarme, para encontrar la comprensión y ayuda que necesitaba en un momento en que no encontraba nada de eso en mi entorno de la vida real. Ni con familiares ni con amigos. Por eso recurrí al blog. Aquí encontré personas maravillosas que me han ayudado a superar aquella crisis y personas que se han convertido en amigas, que seguirán ahí aunque ya no nos leamos por aquí. El objetivo del blog, que era encontrar comprensión estaba superado. Ahora entrábamos en otra fase apasionante: tengo mis amigas blogueras, desvirtualizamos, contamos hazañas, buscamos nuevas metas, compartimos otras experiencias... Y justo ahí, zas! Aparencen ojos indeseados a cotillear. Me da mucha pena que me estropeen mi rincón. Pero no comparto estas cosas contigo en persona, no las voy a compartir contigo aquí. Elegí no compartir mi dolor contigo, tampoco mis alegrías, así que... ¡hasta la vista!

Aquí quedan mis pensamientos, mis vivencias, mis dolores y penares y muchas de mis alegrías y buenas experiencias. No voy a privatizarlo, que era la otra opción, pero no voy a seguir actualizándolo. Lo siento mucho, lo siento por todas las que me habéis leído y seguido todo este tiempo. Seguiré por las redes sociales, al menos un tiempo. Hasta que decida si emprender una nueva etapa... y os iré informando discretamente, para ver si nos quitamos de encima el moscardón.

Siento una gran pena de haber llegado a este desenlace. Pero las cosas a veces no salen cómo nos gustaría. Es muy difícil mantener lo privado publicado como privado si está publicado, ¿me explico? Jajaja!!

Algún día iba a pasar esto, pero no pensaba que ocurriese tan pronto. Espero que volvamos a vernos por la blogosfera muy pronto, aunque vendremos disfrazadas de otra cosa, le pediré las gafas a Clark Kent, jejeje.

Os agradezco de todo corazón que hayáis tenido la gentileza de acompañarme todo este tiempo y haberos convertido en compañeras de viaje. Me habéis ayudado muchísimo a superar mi cosillas y a seguir adelante. Espero que hayáis disfrutado conmigo y que sepáis perdonarme este abandono, que espero sea sólo un cambio... de chaqueta ;P

Muchos besos y abrazos a todas. 
Sois maravillosas y os lo debo todo a vosotras, ¡¡mis lectoras!!

Hasta pronto ;D

viernes, 6 de junio de 2014

Divergente

Hace unas semanas nos fuimos a ver la peli Divergente. Gracias a los abuelos, que se quedan con los dos artistas y les duermen. ¡Qué maravilla!
Bueno, el Papá me convenció para ver Divergente, que no tenía ni idea de que iba, pero no había mucho tiempo para pensar y con tal de pasar un rato... me daba lo mismo.

ALERTA SPOILER, aunque sólo contaré el planteamiento de la película (los 5 primeros minutos):

Empieza la peli contando que la sociedad se divide en 5 facciones. Ha habido algún tipo de desastre/guerra/enfermedad mundial que ha dejado en pie solamente la ciudad de Chicago, rodeada por una muralla bien grande. Vamos, rollo fin del mundo y la sociedad tiene que reorganizarse. Lo dicho, en 5 facciones:

  1. Verdad: vienen siendo los abogados y los jueces. Visten de blanco y negro. Son sinceros por naturaleza y los colores de su ropa ya demuestran que las cosas no las ven grises, y te las dirán como son: verdades como puños, aunque queden fatal.
  2. Erudición: Visten de azul. Me recuerdan a los elfos. Salen en bibliotecas estudiando, investigando, rollo científico... me mola, rápidamente, nos apuntamos a este grupo, como buenos frikis.
  3. Cordialidad: la paz. Visten de naranja. Los hippies, vamos. Son la gente que cultiva los alimentos para todos, en el campo, muy felicianos... sólo les falta el porro, jajaja!
  4. Osadía: Visten de cuero negro, con toques rojos, morados... van corriendo a todas partes. Son la policía, los que vigilan la muralla. Saltan, gritan, escalan, corren... tienen marcha vamos. Los que se divierten, claro.
  5. Abnegación: Visten de gris, no se miran a los espejos, rechazan la vanidad. Se entregan por completo a los demás, viven para ayudar a todos los demás, incluidos los "apartados" o no sé cómo les llama a aquellas personas que no pertenecen a ninguna facción y viven como mendigos, rechazados por todos los demás. Me sorprendió que esta facción es la que gobierna. Bien pensado, es la mejor para gobernar, porque se dedican plenamente a los demás, por lo que son los menos probables a corromperse con el poder, ¿no?

La cosa es que la peli me pareció que tenía un planteamiento tan bueno que enseguida le dije al Papá, antes Babymaker, que esta peli era un libro, seguro. Acerté de pleno. Al poco empecé a afirmar: es un libro, lo quiero.

Cuando vemos una peli que divide a la sociedad en grupos, rápidamente nos imaginamos a nosotros mismos en uno de esos grupos, ¿no os ha pasado? Enseguida elegimos, nos clasificamos. Pero al poco de ir desarrollando la historia, ves que todos los matices que tiene una personalidad, es muy dificil de encajar en sólo 5 esquemas, y entonces entiendes que haya ese sexto grupo de "apartados" o "rechazados", no me acuerdo cómo los denomina en la peli. Y claro, esa vida que parece ideal, no es tan sostenible como nos gustaría, porque el ser humano tiende a salirse de la ruta marcada, no es tan predecible, disfruta de hacer cosas inesperadas... de disfrutar de la vida, vamos.

Así que estas historias me encantan, me gusta ver las dinámicas sociales que crean. Me fascinan. Aunque son todo hipótesis, cada una, llevará una parte de realidad, aunque el ser humano no puede clasificarse, tenemos el don de ser impredecibles. Y es lo bonito, aunque también lo peligroso de las personas.
Hay más ejemplos buenísimos de sociedades futuristas-apocalípticas con las que he disfrutado, casi siempre libros: 1984 de George Orwell, Un mundo feliz de Aldous Huxley, la peli de La isla, la serie Game of Thrones (no, no he leído los libros, no tengo tiempo para todo), también la peli In time, los libros y pelis de Los juegos del hambre.

¿Os gustan este tipo de historias? ¿Me recomendáis alguna más?

jueves, 5 de junio de 2014

Felicidades

¡¡Felicidades amor mío!!

Hoy celebraremos contigo tu cumpleaños. Los cuatro juntos, ¡¡tenemos que hacernos una foto!! Te achucharemos en cuanto llegues de tu larga jornada laboral (menudas palizas te tocan siempre en San Valentín, nuestro aniversario, nuestros cumpleaños...). Te levantas el primero todos los días, y llegas a casa el último, o con nosotros. Menos mal que estás hecho un chaval y aguantas este ritmo. Luego tu hija o tu hijo te ameniza la noche para "facilitarte" un buen descanso. No me extraña que el finde estés agotado. Déjame ayudarte un poquito, en lo que pueda. Hoy te daremos muchos besos y abrazos, no tan fuertes como lo de ayer de Reckless, que en cuanto llegas a casa se te cuelga del cuello... Ya me ha preguntado por ti. Le he dicho que hoy es tu cumpleaños, así que quiere que te hagamos una sorpresa. Espero que te guste.

También vamos a hacerte una cena que te guste y te pondremos las velas. Pero este finde lo celebramos a lo grande, que te lo mereces. Más que nunca, porque estás luchando por nosotros tres como no hace nadie a nuestro alrededor.

Te quiero, y tus hijos te adoran. Se ponen muy contentos cuando llegas a casa, de todo lo que te echan de menos. Pero saben que trabajas mucho por ellos dos, para darles lo mejor. Y cuando vayan creciendo se darán cuenta, no hace falta que nadie les explique todo lo que les quieres.

¡Que tengas un buen día amor mío! 

Será aún mejor cuando vuelvas a casa.

¡¡Muchos besos!!

miércoles, 4 de junio de 2014

Mi nueva ginecóloga

Hace un año que vivimos en Francia. Ya he pasado alguna vez por el médico de cabecera, sobre todo con los niños. Pero también le pedí que me hiciese una analítica para comprobar que las plaquetas estaban en niveles normales, después del parto de la Nena. Sí, se recuperan, así que no hay más misterio, me bajan en los embarazos y luego tan normales.
Vio que tenía la vitamina D baja y me dio unas ampollas para tomar (una al mes, tres meses). Volveré ahora para que compruebe si la vitamina D se ha recuperado. Supongo que tomar el solete (los días que sale) ayude.

La cosa es, que necesitaba nueva ginecóloga, porque no iba a seguir yendo a mis revisiones con la gine de mis embarazos, me pilla muy muy lejos. Así que pedí cita con la gine del pueblito bueno donde vivimos ahora. Fue muy amable conmigo desde que entré, frotando mis manos en los muslos secando el sudor y calmando los nervios mientras contaba mis 4 embarazos, fechas y esas cosas. Le propuse pasarme al Implante subcutáneo. Es compatible con la lactancia, dura tres años y no tienes que estar pendiente de tomar la píldora cada día. Visto nuestro plan de no ir a por el tercero si no lo vemos muy claro, y antes de que el antes conocido como Babymaker "corte" el paso a sus pequeñuelos, me parece una medida muy adecuada en nuestro caso. Ya os contaré qué tal la experiencia. Te lo coloca una enfermera con anestesia local (aplicando una crema sobre la piel), no creo que sea nada complicado, ni requiera demasiados cuidados.
¿Alguna lo ha usado y puede darme algún consejo? ¿En España está financiado por la Seguridad Social?

Bueno, la cosa es que le conté a la gine de mis dos pérdidas gestacionales, y cuando íbamos a la exploración, momento incómodo para toda mujer, me dijo: "pues ha sido duro todo lo que os ha pasado, con lo de la mola y todo, ¿no?". O.o 
Automáticamente me relajé, puede que lo dijera por eso, pero han sido las palabras más empáticas que he recibido por parte de un ginecólogo en toda mi vida. De verdad, fue tan amable, que he quedado encantada con la visita y la elección. Después me revisó el pecho, a pesar de dar lactancia materna aún, cosa que no suelen hacer, al menos, a mí nunca me lo habían hecho si decías que dabas el pecho. Le dije que le daba el pecho a la niña, sobre todo por las noches, ahora va a hacer un año. Lejos de criticar que siguiera con LM, o que me levantase por la noche, que es lo que siempre me ha ocurrido, me dijo: "¡qué bonito es dar el pecho! ¿verdad?" O.o
No sólo es simpática, amable y agradable. Es que no me esperaba un trato así de bueno, después de todos los profesionales de su rama que había visitado anteriormente...
Por último, me pesó: 66 kilates. Me preguntó si era mi peso habitual. O.o
No, me sobran 6 kilos, al menos.

Me gusta porque respondió a mis dudas, no criticó mis decisiones personales, fue empática conmigo, fue amable, preguntó antes de sentenciar. Fue una consulta como deberían ser todas. La verdad, qué contenta estoy de haber ido.
Si lo sé, me vengo aquí antes.


martes, 3 de junio de 2014

Menú semanal #Junio1

Y ahora ya los martes... menú semanal. Supongo que ayer hayáis estado todas super intrigadas sin saber qué habíamos comido, o peor... sin comer, esperando mi menú (jajajaja!!!). Bueno, no sufráis más, aquí está, jajaja!!

La semana la empezamos un día tarde, pero por una buena razón. Ayer tuve la que puede haber sido una reunión-"entrevista" que puede lanzar mi doctorado gracias a dos personas muy puestas en el tema (de mi tesis) y además, dispuestas a ayudar. Ya me dieron algunas ideas, todo ayuda. La verdad es que me hace mucha ilusión ver progresos (pequeños, pero adelante), hacer contactos, tratar el tema, que me den ideas, que me hagan propuestas. Es muy interesante el tema, la verdad. Y sin toda esa ilusión, sería imposible llevar algo así a buen puerto: esto es una carrera de fondo, lo sé.

No me enrollo más. Os cuento la semana: nos espera una semana con cumple, Babymaker, ahora Papá, cumple 33 el jueves. Así que lo celebraremos el finde, con tarta y chocolate. Tengo pensado hacer dos cosas que le gustan mucho (una de ellas es la pizza, donde le pondremos las velas, la otra no la digo, que sé que nos espía...)


Ayer también nos dio unas cuantas ideas de cenas Carmen, del blog Bizcocho de chocolate. Tiene unos cuantos menús semanales y menús de cenas que os pueden ser muy útiles, además incluye las recetas.

Empezamos a disfrutar de días agradables en los que apetece ir comiendo ensaladas, con lechuga, pasta o ensaladilla, a ver si añado alguna de mis recetas.

Bueno, espero que os gusten las ideas. Tengo pendiente escribiros sobre las últimas pelis que hemos visto, gracias a que los abuelos se quedaron con los niños: Divergente y Al filo del mañana. Las dos tienen sus cosas para pensar, ya os contaré.

¡¡¡Feliz semana, besos!!!

jueves, 29 de mayo de 2014

Igualando que es gerundio

Tengo una madre que es un tesoro. Vale más que 100 madres juntas, tiene las pilas Duracel, no importa lo que haya dormido, aún tiene cuerda si tiene que levantarse a atender a un bebé varias veces por la noche. Al día siguiente, estará igual de amorosa y paciente que si hubiera echado "la siesta" de La Bella Durmiente (quién la pillara!!!). La verdad es que debería dedicarle un post halagador, que no lo he hecho aún y ya ha pasado el día de la madre dos veces desde que tengo el blog... ¡qué malahija además de malamadre soy! Jajaja!!!

Bueno, en resumen, que es una madre maravillosa, pero...

Maldita palabra el "pero", que convierte el halago en una crítica. Pero sí, hoy vengo a criticar. ¡¡Qué malaje soy!! Venga, la criticaré pero con cariño, entendedme, que yo la quiero mucho, pero a veces tiene ese detalle que te saca un poco de quicio. Ya menos, no me lo tomo tan mal como antes, ya no le digo nada, pero a veces... ¡clama al cielo! Me parece injusto. Pero ahora que soy madre, puede que empiece a comprenderla un poco mejor, y quizá, algún día entienda del todo porqué hace lo que hace.

Resulta, que aún no he contado qué vengo a criticar, que mi madre tiene dos hijas muy diferentes. Al menos, yo creo lo más parecido que tenemos mi hermana y yo es el número del DNI (es todo igual, menos el último número). Quitando eso, somos como un huevo y una castaña. Coincidimos en algunas circunstancias, pero somos dos personas con personalidades totalmente diferentes. Quizá no ayude mucho a tener una buena relación, de esas que se ven por ahí de "hermanísimas del alma".
La cosa es que para mi madre, oye, somos dos gotas de agua. Todo igualito oye. Y claro, mi madre coge dos circunstancias "iguales" o similares y aprovecha a igualarnos. Es decir, me alaba diciéndome: oye, igualito que tu hermana.

Vale, lo asumo. A tus ojos somos iguales... menudo espejo me pones, no estoy de acuerdo en nada, pero si tú lo ves así...

Pero ahora, ahora viene lo bueno. Empieza a hacer lo mismo con nuestros hijos. Las dos tenemos un niño y una niña, casualidades de la vida (son las circunstancias en las que coincidimos) y mi madre empieza a igualarlos a ellos también.

Así que si espero oír un halago hacia mis hijos, sé que irá unido a un halago "similar" (a ojos de mi madre) para los hijos de mi hermana. Esto que ya de por sí es cansino, si es flagrantemente no-similar, a mí me empieza a cargar. Aunque veo, que o me lo voy comiendo con patatas, o no escucharé un halago sano por parte de mi madre.

Muy bien, ya os he soltado el rollo, pero supongo que todos estaréis esperando los ejemplos para comprobar que efectivamente estoy desquiciada, demente total, tengo un déficit de personalidad que me hace ver las cosas como no son y encima me invento cosas. Seguramente, pero es mi blog y he venido a hablar de mí. Jajaja!!!

Sano sanote, te pongo unos ejemplos:

1) Reckless, que nace con los ojos claros (como suele ser habitual en los bebés, aunque luego se le queden los ojos de cualquier otro color), los tiene azules, preciosos, se le van poniendo azul marino, preciosos. Después grises, preciosos. Luego, gris piedra, preciosos. Más tarde, se le van poniendo pardos (entre verdes y marrones), como a mí, preciosos.
Mi sobrino, que nace con los ojos negros, azules para mi madre ¿?. Que poco a poco, se le van poniendo marrones, azules para mi madre ¿?. Y que ahora tiene los ojos marrones, preciosos, pero marrones, que oye, los ojos marrones no sé porqué no pueden ser, que son preciosos. Babymaker tiene los ojos marrones, preciosos también. Pues para mi madre, fueron azules durante dos años, el tiempo que tardó Reckless en sacar el color de ojos que tiene ahora.
¿Y a qué viene esta pelea con que el niño tenga los ojos azules? Pues ni P*** idea, que no sé porqué tenían que ser azules, ¿quizá porque mi hermana los tiene azules? Puede ser. Pero el padre del niño los tiene marrones, así que... ¿cuál era el problema?
Al principio intentaba explicarle a mi madre que ese color no es el azul, pero no había manera de convencerla. Babymaker me recomendó dejarlo, porque no tiene sentido discutir con alguien que se empeña en ver algo que no es convencida de que así es mejor... Sigo sin entenderlo.

2) El año que me puse a hacer el Máster para empezar el doctorado, mi hermana se puso a hacer el curso que le permitiría convalidar su título de Diplomatura por el de Grado. Bien, estudiar siempre es bueno. Bravo por ella.
Cuando se acercaba fin de curso, yo estaba con mis trabajos del Máster y ella con los suyos, del curso puente. No es por menospreciar a nadie, pero no es lo mismo. No es lo mismo hacer un trabajo de investigación leyendo bibliografía científica en inglés que hacer un trabajo de "religión" o el tema que fuese, sacando libros de la biblioteca.
Quedaré de friki, de aires de grandeza, pensad lo que queráis, pero no es lo mismo ni por el forro.
Comentario de mi madre: las dos igual, estudiando.
Bien, sí, las dos estudiando, pero no igual. No me j****...

3) Mi Nena, que va camino del año, ha empezado a los 9 meses a ponerse de pie. Es una guindilla que no para quieta. Babymaker dice que todo lo que come (que es bastante!!) lo quema y no crece. Gatea y en cuanto ve la puerta del baño abierta va como un misil a entrar a ver dónde puede jeringar un poco: chapoteo en los cubos si hay algo a remojo, me meto dentro de la ducha, toco el tambor en el baño... ¡¡fiesta!!
Vamos, no para. Siempre ejercitando el cuerpo. Eso hace que con 11 meses haya conseguido la habilidad motora gruesa suficiente para ponerse de pie y tenerse sin apoyarse en nada ni en nadie. Sigue forzando sus límites y esta semana ha empezado a ponerse de pie y bailar: gira su torso y sus brazos de lado a lado, dobla un poco las rodillas y se vuelve a estirar. Eso, para una madre, si además lo acompaña de dar palmas, es bailar. ¿Que no?
Bueno, pues a la niña de mi hermana, que ahora tiene 7 meses, le ha salido el primer diente. Bien, me sorprendió que fuera tan pronto, porque a Reckless le salió el primero con 11 meses, y a la Pitu con 8.
Casualidades de la vida, estoy grabando a la Nena en uno de sus bailes y la tía coge y se lanza y da dos pasitos. ¡¡¡Sí, dos pasitos!!! Primero un pie, y luego otro. Eso sí, el siguiente le llevó de morros al suelo, pero no se hizo daño, porque tiene una técnica inigualable para aterrizar con la panza levantando la barbilla que da la risa verla.
Bueno, le mando el vídeo a mi madre, toda orgullosa y comentario: "¡Qué chula y precoz!"
Poco después añade (ahora viene cuando la matan): "Una echa un diente y la otra da pasitos. Qué nietas más listas tenemos"

Primero siento: amargura agridulce, luego me da pena. ¿Por qué tiene que meter a mi sobrina "en la cazuela"?, ¿qué tiene que ver echar un diente con andar? ¿Esa es la inteligencia que puede alabar de mi sobrina? Vamos bien.

Seguro que os pareceré soberbia, que se me va la olla, que qué más da... Pues supongo que sí. Pero... estoy hasta las narices de soportar en mis carnes halagos "con complementos circunstanciales de lugar" (entiéndase, por cualquier otra circunstancia azarosa de la vida de mi hermana) para que ahora tenga que aguantar lo mismo con mis hijos. Que para que mi madre les llame listos o guapos o lo que sea, tengan que aparecer en la receta "los complementos circunstanciales de lugar" de mis sobrinos.
Resulta agridulce, y me... fastidia el momento.

Soy así, necesito un poco de exclusividad, sí. ¿Parezco hija sola? Pues igual, pero es que no me gusta que me comparen las cosas que se parecen como un huevo a una castaña. Y además, no se pueda discutir (entiéndase según la RAE: 1. tr. Dicho de dos o más personas: Examinar atenta y particularmente una materia.) porque parece que eres una chula.
Igualitos, igualitos, ¿no?


Juzguen ustedes mismos: 
¿billete para el manicomio? 
Voy comprando, sí. 

miércoles, 28 de mayo de 2014

Lengua de trapo

Eso de que los niños empiecen a hablar te facilita mucho la vida, porque puedes empezar a preguntarles cosas, cómo se sienten, razonar (medianamente) con ellos... Y además, te lo pasas bomba con las ocurrencias que tienen. Reckless nos regala muchas frases divertidas de vez en cuando. Algunas de ellas, las apunto, para contarselo cuando sea mayor, y que se ría tanto como nosotros ahora.
Espero que os gusten:

Situación: Bajamos al parque y están los vecinos con tres perritos que tienen. Va y les suelta:
Reckless: Los perros son mamíferos. 
¡Toma ya! ¡Qué listo es mi niño! ¿De dónde se habrá sacado eso?

Situación: Preparo chistorra y patatas fritas para cenar (sí, muy sano todo, un día es un día).
Reckless: (Todo feliz) Sííííííí!!!!! Vamos a cenar pichorra!!!!!
Niño, eso no lo cuentes por ahí...

Situación: Cenando los cuatro en la mesa, su padre le mira con mucho amor y le dice:
Papá (antes conocido como Babymaker): Hace nada eras un bebé...
Reckless: Sí, ayer. Pero he comido muchas gambas y ya me voy hecho grande.
¿?
Poco después añade:
Reckless: Papá trabaja en dos sitios: en el trabajo y en el pintxo-pote (que es una cosa que organizan los bares los viernes para tomar pintxos y un vino/cerveza...).
¿De dónde se ha sacado eso? Si sólo va cuando estamos en casa de los abuelos, muy de cuando en cuando...

Situación: Papá le explica que yo soy su mujer porque se casó conmigo.
Reckless: Yo cuando me haga mayor me saldrá barba, y me casaré con una chica. 
Aclaramos que Papá tiene barba, supongo que lo asocie a ser mayor. Porque también suele decir:
Reckless: Cuando me salga barba iré a trabajar.
¡Qué ganas de aportar! Jajaja!!

Situación: Una vecina que hace unos cupcakes deliciosos y maravillosos (debería poner una tienda), nos bajó el otro día unos para probar. Reckless empezó a agenciarse uno y cuando le pillo me dice:
Reckless: Es que ésto me gusta, es como una nota musical.
O.o ¡qué poético! (Tiene 3 años) Muy artístico.

Y para artística, la última fechoría:


¡¡Besos!!

Posts relacionados